¿Estás preparado para hacer unas oposiciones sin faltas de ortografía?

En algunas oposiciones, como por ejemplo las de Policía Nacional, existen pruebas que evalúan el conocimiento de ortografía de los aspirantes. Es muy importante trabajar este aspecto ya que la no superación de esta prueba o no detectar muchas faltas en un examen de desarrollo puede troncar todo el esfuerzo dedicado a la preparación de una oposición.

¿Qué se evalúa y cómo se estructuran las pruebas de ortografía para oposiciones?

Estas pruebas valoran si escribimos de forma correcta, respetando las normas establecidas en el sistema ortográfico de la lengua española.
La estructura de las pruebas de ortografía para oposiciones es variada, puede ser un conjunto de frases sueltas en las que hay que detectar los errores en ciertas palabras, un texto en el que localizar palabras mal escritas o un conjunto de palabras independientes en las que se presentan palabras para identificar las que son incorrectas. Aunque generalmente se recurre al tipo test al ser un método rápido para evaluar.

¿Cuáles son los fallos más comunes en el español?

A continuación, te presentamos un listado con las faltas de ortografía para oposiciones y que son más habituales en el español, para que seas consciente e intentes corregirlo antes de que sea tarde.

1.”A ver” o “haber”

A ver se utiliza para solicitar ver o comprobar, para llamar la atención, para pedirle u ordenarle algo. Además, se usa delante de una oración que expresa curiosidad, expectación o interés.

Ej. A ver si te caes.

Haber se emplea como verbo auxiliar del propio verbo “haber” o como sustantivo para referirse a un conjunto de bienes de una persona.

Ej. Tiene que haber sucedido algo.

2. “Haya”, “halla” y “aya”

Haya hace referencia a un árbol de la familia de las fagáceas o también se usa como primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo “haber”.

Ej. Ojalá le haya gustado la sorpresa.

Halla es la tercera persona del singular del presente de indicativo del verbo “hallar” o de la segunda del imperativo de “hallarse”.

Ej. La sede de la organización se halla en París.

Aya se utiliza como sustantivo y hace referencia a la persona encargada del cuidado de la educación de niños o jóvenes.

Ej. La vieja aya seguía llevando a los niños al parque

3. “Hay”, “ahí” y “ay”

Hay es la tercera forma del singular del presente del verbo “haber”.

Ej. Hay que leer todos los días.

Ahí es un adverbio de lugar.

Ej. El presidente está ahí.

Ay es una interjección que se utiliza para indicar temor o dolor.

Ej. ¡Ay, me he dejado las llaves en casa!

4. “Vaya”, “baya” y “valla”

Vaya es una interjección que se usa en oraciones exclamativas o corresponde con el verbo “ir”.

Ej. Vaya con el niño a jugar al parque.

Baya es un fruto carnoso con semillas rodeadas de pulpa.

Ej. Las bayas que me comí, estaban muy ácidas

Valla es un sustantivo que se refiere a una cerca.

Ej. Al saltar la valla, se cayó.

5. “Porque”, “por qué” y “porqué”

Porque es una conjunción casual que introduce una frase subordinada explicando la causa de algo. Equivale a puesto que, ya que, dado que…

Ej. Estudio mucho porque quiero sacar buena nota.

Por qué se utiliza en oraciones interrogativas.

Ej. ¿Por qué has hecho eso?

Porqué es un sustantivo sinónimo de razón, causa o motivo. Suele ir acompañado de artículo o posesivo.

Ej. Me gustaría saber el porqué de tu decisión.

6. “Hecho”, “echo”

Hecho es el participio del verbo Hacer.

Ej. Nunca he hecho esta oposición.

Echo es la primera persona del presente del verbo “echar”

Ej. Te echo de menos.

7. “Sobretodo”, “Sobre todo”

Sobretodo es un sustantivo sinónimo de abrigo.

Ej. Siempre llevaba su sobretodo negro cuando salía de casa.

Sobre todo es una locución adverbial que significa especialmente o principalmente.

Ej. Me gusta estudiar en la biblioteca, sobre todo los sábados.

8. “Yendo”, “Llendo”

Yendo es el gerundio del verbo “ir”.

Ej. Espero que te esté yendo muy bien en tu oposición.

Llendo no existe.

9. “Iba”, “Iva”

Iba es la primera y tercera persona del imperfecto de indicativo del verbo “ir”.

Ej. Iba por la avenida cuando se cruzó un coche

IVA es un acrónimo de las siglas: impuesto al valor agregado.

Ej. El IVA de los productos básicos ha vuelto a subir.

10. “Calló”, “callo”, “cayo”, “cayó”

Calló es el pretérito perfecto del verbo “callar”.

Ej. El niño se calló y comenzó a llorar.

Callo es una dureza de la piel, generalmente en manos y pies.

Ej. Gracias a estos zapatos se me ha formado un callo.

Cayo es un sustantivo que se utiliza para referirse a un montículo de arena.

Ej. Logramos nadar hasta el cayo cuando el barco se hundió.

Cayó es el pretérito perfecto del verbo caer.

Ej. El niño se cayó del patinete.

¿Cómo superar un examen de ortografía para oposiciones?

Para superar este tipo de pruebas es necesario estudiar las normas o reglas establecidas para el uso correcto de la lengua: el empleo correcto de las mayúsculas, el uso normativo de la tilde, etc.

Además, el conocimiento del uso correcto de las palabras se consigue también leyendo a menudo o realizando exámenes de ortografía.

 

Descarga GRATIS la guía de ortografía para oposiciones

Por último, Editorial MAD ha diseñado especialmente para ti una breve guía con las reglas básicas gramaticales y ortográficas para oposiciones, que te ayudarán en tu preparación.

¡Mucha suerte, opositor!

Guía didáctica de ortografía para oposiciones

Aprende con ejemplos las reglas de acentuación, puntuación, uso de mayúsculas y grafemas.

Te puede interesar:

Consulta otros consejos prácticos sobre cómo preparar tus oposiciones, en la sección del Blog dedicada a los Consejos sobre oposiciones. Encontrarás claves y recomendaciones para afrontar con éxito las pruebas y gestionar mejor tu tiempo de estudio.

¿Cómo te preparas la prueba de ortografía? ¿Qué trucos utilizas? ¿Qué te gustaría saber más sobre esta prueba?