Organizarse para estudiar es esencial para el éxito en tu oposición. Muchas veces empezamos a acumular apuntes, subrayadores, post-its, calculadoras, etc que hacen que nuestro escritorio termine saturado de cosas poco útiles que nos distraen de nuestro objetivo principal.

En Editorial MAD queremos darte las claves del escritorio de un opositor para ayudarte a sacar el máximo rendimiento a tus jornadas de estudio.

1. Deshazte de lo que no sea necesario.

En el espacio visual de tu escritorio solo deberías tener aquellas cosas que utilices a diario. Empieza retirando todo lo que tengas en el escritorio y deja únicamente los apuntes y el material necesario para el tema que estés estudiando, bien, todo lo que hayas retirado debe de moverse a otra ubicación que no sea la zona visual de tu escritorio. Estos artículos irán en zonas más accesibles o menos, según la utilidad que les des a cada uno, así, los post-its puedes guardarlos en el cajón del escritorio mientras que los temas que no tienes que volver a repasar hasta dentro de unas semanas puedes ponerlos en una estantería más alejada.

2. Organiza los elementos que necesitas para tenerlos a mano.

Cuando hay que organizarse para estudiar no solo es importante saber de qué tenemos que  deshacernos, sino también asegurarnos que los artículos que necesitas con frecuencia están a tu alcance y los encuentras todos en el mismo lugar. Los vasos lapiceros son de utilidad para tener siempre al alcance lápices, bolígrafos y subrayadores, tus fieles aliados en las jornadas de estudio.

3. Ten una cajonera siempre cerca.

En el escritorio de un opositor es de gran importancia que haya sobre este el menor número de artículos posibles, manteniendo únicamente aquellos que son esenciales para la preparación de tu oposición. Una cajonera puede ayudar a organizarse para estudiar, al permitirte tener cerca el material que necesitas ocasionalmente pero sin la necesidad de tenerlo sobre el escritorio, para evitar distracciones. En la cajonera puedes guardar calculadoras, rotuladores, diccionarios, folios, etc.

4. Reduce los adornos.

Aunque es cierto que tener elementos de motivación, como frases positivas o fotos con la familia o amigos, es importante para animarnos a seguir estudiando los días que se hacen más cuesta arriba, es importante no tener demasiados adornos para que no se conviertan en una distracción. Organizarse para estudiar requiere que hagas el esfuerzo de elegir los 2 o 3 elementos que más te motivan y mover los demás fuera de tu zona de estudio, así no levantarás la cabeza de los apuntes.

5. Ten un calendario siempre a  la vista.

Sabemos que tienes una Opoagenda repleta con todo lo que tienes que hacer en los próximos días, sin embargo, nada sustituye a un calendario mensual que te ayude a controlar los días del mes de un golpe de vista. Si además de apuntar fechas de exámenes y objetivos de estudio, apuntas los días de descanso y frases positivas, tu calendario además de ser un elemento de organización te ayudará con tu motivación diaria.

¡Te invitamos a descargarte este Organizador Semanal Coloreable para que de un vistazo puedas ver cuáles son tus objetivos de la semana y, además, puedas combatir el estrés coloreando y personalizándolo!

¡DESCARGA GRATIS NUESTRO ORGANIZADOR SEMANAL!

Relájate coloreando

¿Se te ocurren más tips para organizar tu escritorio? ¿Has puesto alguno en práctica?

Valoración
[Votos: 0 Promedio: 0]