El Efecto Forer o Barum es también conocido como el efecto validación subjetiva o el efecto validación personal. Forer estimó que la gente tiende a aceptar descripciones personales vacías e incompletas como si fuesen excepcionalmente aplicables a ellos mismos, sin darse cuenta de que esta descripción también podría ser aplicable a cualquiera.

Por ello, este psicólogo realiza un experimento con estudiantes, con el fin de valorar una afirmación sobre su personalidad. Con este experimento, convenció a la gente de que él podía leer exitosamente su carácter.

La afirmación fue la siguiente:

 “Tienes la necesidad de gustarle a otras personas y de que te admiren, y con todo tiendes a criticarte. Aunque tienes algunas debilidades de personalidad generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad que no has usado en tu beneficio. Disciplinado y autocontrolado en el exterior, tiendes a ser aprensivo e inseguro interiormente. Te consideras un ser un pensador independiente, y no aceptas las afirmaciones de otros sin pruebas satisfactorias. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser más bien irreales.”

Explicación Efecto Forer

La explicación más común de este efecto reside en la identificación de la propia persona con términos que resulten favorables respecto a sus aspiraciones; y, por otra parte, la tendencia a aceptar afirmaciones en proporción al deseo de que estas sean verdad, según lo positivas y halagadoras que sean.

En cuanto a la incidencia del Efecto Forer en las oposiciones, los opositores tienden a darle sentido al bombardeo de una cierta información que les resulte positiva y focalizada en aspectos claves sobre su objetivo. En paralelo, también tienden a sentirse identificados con los mensajes negativos y desmotivadores sobre la dificultad o imposibilidad de conseguir una plaza.

Por consiguiente, en términos de oposiciones, no debes caer en suposiciones vagas y frías que describan la personalidad o las circunstancias de cualquiera. Debes indagar y profundizar en una lista propia de actitudes y cualidades que posees y otras que debes adquirir para reforzar los aspectos que más útiles te resulten para sobrellevar tu  ’Opovida’.

Por otra parte, cuando recibas mensajes que puedan encajar en esas categorías confusas e imprecisas, es importante que verifiques la información y la contrastes con hechos personales. De esta forma, podrás demostrarte a ti mismo, con ejemplos reales extraidos de tu propia biografía, que eres capaz de conseguir lo que te propones y que eres consciente en todo momento de tu capacidades actitudinales y aptitudinales.

¿Cómo puedo neutralizar el Efecto Forer en mis oposiciones, si siempre estoy recibiendo este tipo información?

Intenta quedarte siempre con lo bueno, céntrate en ti y en tus objetivos. Encontrar la paz mientras opositas no es nada fácil, pero si consigues no desviarte de tu objetivo y prepararte psicológicamente para la batalla, tendrás la mitad del camino recorrido.

En conclusión, si las personas en general tienden a darle sentido a la información inconexa a la que están expuestas diariamente, los opositores en particular, por sus circunstancias excepcionales, van a ser más vulnerables a la hora de crear un escenario razonable con datos equívocos a fin de dar sentido a lo absurdo. El Efecto Forer en las oposiciones puede resultar demoledor en cuanto a la autopercepción, de modo que es importante estar alerta ante cualquier indicio.

A continuación os ofrecemos algunos consejos para combatir este efecto:

    Efecto Forer
    ¿Tienes alguna idea que ayude a combatir el bombardeo de información confusa? ¿Sueles creer que toda información sobre actitudes y conductas se identifica con la tuya? Cuéntanoslo.