Mantener el cuerpo sano es nuestro deber. De lo contrario, no podremos preservar nuestra mente fuerte y clara. Buda

¿Por qué realizar ejercicio físico para opositar?

Cuando está opositando el ejercicio físico es un elemento clave en tu preparación, pues al realizar un deporte de forma constante, además de cuidar tu salud, obtendrás múltiples beneficios para estudiar tu oposición.

Elige la actividad física que mejor se adapte a ti y conviértela en una rutina, la constancia es importante para que puedas notar los beneficios.

Incluye en tu agenda un hueco para desconectar haciendo deporte, siempre atendiendo a tus gustos, capacidades y cuánto tiempo le puedes dedicar. Si hay una actividad que no te motiva, es mejor dejarla y probar con otro ejercicio.

¡Marca tu propio ritmo!

Si no tienes el hábito de practicar deporte, es mejor que comiences de una forma moderada, sin forzar tu cuerpo, ya tendrás tiempo de ir subiendo de nivel.

Cómo organizar tu tiempo

Cada opositor tiene sus propias circunstancias, existen diferentes casos que harán que tengas que ir adaptando tu jornada.

Si estás trabajando mientras opositas o cuentas con responsabilidades familiares, tendrás que organizarte muy bien, para que puedas dedicar tiempo a estudiar. Si este es tu caso, te proponemos que comiences tu día haciendo al menos media hora de ejercicio, puedes madrugar algunos días de la semana, el esfuerzo merecerá la pena  cuando notes que comienzas con las energías recargadas.

Si estás dedicado en exclusiva a prepararte las oposiciones puedes practicar deporte para desconectar del estudio y coger fuerzas para el resto del día. Incluso, si te viene mejor, puedes dejarlo para el final de la jornada, para relajar tus músculos después de todo el día. Eso sí, mejor realizar una actividad moderada, que no afecta luego a tu descanso nocturno.

Tipos de ejercicios para opositar

estiramiento para opositar
1.

Estiramientos

Tus músculos te agradecerán que hagas estiramientos, realizar esta sencilla actividad te ayudará a aliviar la tensión acumulada y evitar futuros dolencias.

Te proponemos algunos estiramientos sencillos, que puedes practicar en tu día a día.

  • Entrelaza tus manos y estirarlas hacia arriba, arqueando la espalda como si te desperezaras, repitiéndolo al menos cinco veces.
  • Es normal que tras pasar mucho tiempo sentado necesites activar la circulación, no hay mejor remedio que las sentadillas, que puedes hacer en tu mismo lugar de estudio. Levántate de la silla y vuelve a sentarte pero sin llegar a tocar el asiento, repítelo al menos 10 veces. Notarás que tienes más energía para seguir con las oposiciones.
  • Ponte de pie, levanta una rodilla e intentamos tocarla con la mano contraria, luego hazlo con la otra rodilla y con diferente mano.
  • Si debes escribir mucho, este ejercicio te vendrá bien: pon una mano perpendicular al suelo y flexiónala ayudándote con la otra.
  • Con la mano coge el tobillo del mismo lado y llévalo hasta el glúteo, flexionando la rodilla.
  • También puedes hacer ejercicio dentro de la propia jornada de estudio, como dar paseos mientras repites en voz alta el tema, de esa forma, ayudarás a la memoria al recitarlo para ti mismo.

Al final de este artículo podrás ver otros ejercicios que te proponemos para incluirlos en tu rutina diaria ¡ya no habrá más excusas!

2.

Actividades al aire libre

Si prefieres que te dé el aire y recargar fuerzas, nada mejor que dar un paseo antes de comenzar la jornada, o si lo prefieres al finalizar tu estudio, para así despejar la mente y afianzar los conocimientos. Aprovecha estos paseos para compartir este tiempo con un amigo o familiar, harás ejercicio y podrás disfrutar de un rato de distracción ¡fuera cualquier estrés!

actividad aire libre opositor
meditación opositor
3.

Meditación

Puedes practicar ejercicios de relajación tan simples como hacer respiraciones profundas cada hora o más específicos como el Feng Shui. Dedica un tiempo a meditar o dejar tu mente en blanco y así conseguir un estado de tranquilidad de cara al estudio.

4.

Cuida tu vista

Igualmente importante es cuidar tu vista y mucho más cuando dedicas largos periodos a estudiar. Procura hacer descansos visuales y mirar por la ventana o de frente, para así cambiar la vista de cerca a lejos. Puedes reducir el estrés de tus ojos con este sencillo ejercicio:

  • Coge un lápiz con cada mano.
  • Extiende los brazos, a la altura de los hombros, de forma que queden paralelos.
  • Durante 10 segundos mira uno y otro lápiz, alternando así la vista.
  • Para terminar, cierra tus ojos durante otros 10 segundos y apoya la palma de las manos para que no entre ninguna luz, sin presionar. Te recomendamos apoyar los codos en la mesa.
descanso ocular opositor

Recuerda que hacer ejercicio físico para opositar te ayudará a mejorar el rendimiento de tu cerebro y te recargará de energía para el día de estudio.

Dedica en tu agenda, al menos, 30 minutos de ejercicio físico para opositar, no es tiempo perdido, pues no solo te ayudará a estudiar mejor sino que mejorará tu estado de ánimo.

5.

Alimentación

No olvides combinar la práctica de ejercicio físico con una buena alimentación, si te interesa saber más sobre qué dieta llevar mientras opositas, te recomendamos leer estos artículos:

Beneficios

Practicar ejercicio físico para opositar tiene múltiples beneficios para cualquier persona y edad, como ya sabrás, si bien, para los opositores se convierte en un interesante aliado.

Si realizas una actividad física de forma constante notarás el cambio, tanto en tu salud física como la mental, pues mejora aspectos tan importantes como:

Rendimiento mental a la hora de estudiar y memorizar, pues estimulas el hipocampo, relacionado con la memoria y el aprendizaje.

Menor cansancio cuando estudias muchas horas. El ejercicio te revitalizará, sobre todo si lo realizas antes de comenzar tu jornada.

– Te puede servir como un descanso entre tema y tema, para desconectar durante un rato con un cambio en tu actividad.

– Sensación de bienestar, causado por las feromonas que generas al practicar un deporte, que revierte en una mayor autoestima.

– Te servirá de alivio en casos de ansiedad, estrés o bloqueo temporal. Después de realizar algo de actividad física lo verás de otra manera y te sentirás mejor.

Oposiciones con pruebas físicas

Algunos opositores deben incluir en su rutina el ejercicio físico pues es una de las pruebas que tendrán que superar en su proceso selectivo.

E s el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como Policía Nacional, Guardia Civil, Militar o de la policía local o autonómica.

Si este es tu caso, te recomendamos estos libros para saber cómo prepararlas:

Tabla de ejercicios para realizar en tu opozulo

Te dejamos una propuesta de cinco ejercicios, muy sencillos y que podrás realizar en tu día a día. Te aconsejamos realizar al menos una serie de 10 segundos y repetirlos según prefieras. Tu opozulo se convertirá así en un pequeño gimnasio improvisado.

actividad-física-opositores

Nos gustaría saber qué tipo de ejercicio físico para opositar sueles practicar ¿Te ayuda para estudiar? ¿Sueles hacer deporte de forma regular? Cuéntanos tu rutina como opositor.

Valoración
[Votos: 0 Promedio: 0]